27 febrero, 2021

DIFERENCIAS Y SIMILITUDES

Por Enfoca-T

Sueño/Visión

Soñaresimaginar sin comprometerse para conseguirlo.La visión es “el sueño puesto en acción”.  La visión es la orientación hacia el camino para alcanzar las metas. A través del coaching se activa la voluntad y el compromiso para trazar el camino para transformar los sueños en visión, en una meta tangible, potenciando logros.  Podemos ayudarte a clarificar tus sueños.

Culpar/Responsabilizarse

La culpa suele llevar una carga emocional negativa que nos bloquea o genera rechazo  hacia “el/la causante del dolor”. Pocasveces o nunca nos ayuda a encontrar una solución creativa y efectiva. Centramos la atención en juicios de valor o reproches improductivos.

Responsabilizarse de los errores cometidos, en cambio supone madurez emocional donde el foco está en sanar o reparar el dolor causado para que no se convierta en sufrimiento.

Hipocresía/Autenticidad

La hipocresía es una actitud despreciada, imaginaa la persona “aparentar  cualidades o sentimiento que no tiene” para conseguir un beneficio para sí misma. Por el contrario, la autenticidad comienza desde un autoconocimiento y sana autoestima, que te permiten llevar una vida coherente con los valores y principios de uno mismo.

¿Cuál es la diferencia entre hipocresía y mentiras piadosas o buena educación?Tal vez en la intención.

Compromiso/Obligación

Compromiso es lo que transforma una promesa en realidad, surge del querer “hacer o Ser”. La motivación que impulsa la acción determina si estamos frente a un compromiso o una obligación. Las obligaciones nos  contamina la voluntad. Con el compromiso fluimos. Con la obligación nos arrastramos. 

Dolor/Sufrimiento

El dolor es una “experiencia sensorial, habitualmente desagradable”. El sufrimiento es unestado emocional subjetiva. Es la interpretación que hacemos de la realidad lo que nos produce sufrimiento.

El dolor es inevitable el sufrimiento optativo. El dolor es una emoción. El sufrimiento un sentimiento.

Exigencia/Excelencia

La excelencia  es la búsqueda constante de las personas por superarse así mismo en procura de una perfección imposible de alcanzar por un ser humano. Al llegar a la cima  el ser humano rápidamente busca cómo superarlo. La búsqueda permanente de la excelencia, un sueño, una quimera, que nos mueve a hacernos preguntas incesantemente y a buscar respuestas. La exigencia es una actitud obsesiva en hacer las cosas perfectas. El exceso en la búsqueda de la excelencia es lo que permite la presencia de la exigencia, a veces fuera de los límites humanos, de la coherencia y la paz interior.

Preocuparse/Ocuparse

Existen problemas que está en tus manos poder solucionarlos y otros que están fuera de tu alcance.

Para los que puedes aportar solución debes ocuparte y no PRE-ocuparte. Anticiparse la mayoría de las veces no solo no soluciona sino que empeora la situación.

Entonces no comiences a solucionar problemas que aún no tienes. Ni pretendas solucionar o resolver situaciones que están fuera de tu jurisdicción humana. Por mucho que te esfuerces hay cosas que no puedes controlar. ACEPTALAS

Tolerancia/Aceptación

Tolerar es permitir algo suceda, aun cuando no lo aprobé, ni me guste.

Aceptar es “aprobar, dar por bueno, acceder a algo”. En el coaching trabajamos la aceptación como parte de la práctica del no juicio, frente a la tolerancia que conlleva un juicio de valor.

Error/Fracaso

Error significa “concepto equivocado o juicio falso” o “acción desacertada o equivocada” El error se vive como un fracaso. Nada más lejos de la verdad. El error se puede subsanar y es la base de todo aprendizaje.

El fracaso es ni más ni menos que un resultado inesperado, es un hecho, pero es relativo, y por ende reversible. Nos ayuda a desarrollar fortalezas y habilidades que no hubiéramos desplegado de otra manera.

Quejarse/Reclamar

Las personas son responsables de sus circunstancias, la queja estéril e inútil, se descarta entonces. La queja nos convierte en víctimas  de las circunstancias o de los otros.

El reclamo, por el contrario, es un acto de madurez que nos lleva a responsabilizarnos de nuestras circunstancias. Mediante la reclamación nos convertimos en protagonistas de nuestro destino. Actuamos frente a la queja. El reclamo es asertividad. La queja suele manifestarse presa de las emociones negativas.