Prenupcial Luna de Miel

Date el regalo de un descanso espiritual para hacer crecer tu relación.
A través del retiro la pareja, en un fin de semana de reflexión y conexión se preparan para la convivencia. Salir del “yo” para comenzar un “nosotros” son abandonar la individualidad. También está abierto a quienes aún no conviven, pero ya tomaron la decisión de hacerlo. Quienes inicien un camino de a dos y deseen contar con herramientas que faciliten la creación de un espacio relacional. Tiempo en pareja, meditación y coordinación de acciones, puesta en común de objetivos individuales y de pareja. Reconocer las creencias, costumbres y prejuicios que cada uno trae de su familia de origen. Conocer los principios y valores que comparten y acordar en los que no. Desde el viernes por la noche hasta el domingo por la tarde.